9 abr. 2011

Beneficios del Chocolate

EL CHOCOLATE NEGRO, UN OGRO BENEFICIOSO

Existe la creencia de que el chocolate es un alimento peligroso para la salud y que es mejor que eviten su consumo aquellas personas con sobrepeso o con alguna enfermedad. Pero este es uno más de los tópicos existentes relacionados con el perjuicio que algunos alimentos provocan sobre la salud.
 
El chocolate es un producto que desde hace mucho tiempo se elabora a partir del cacao. Los mayas lo consideraban como una bebida de los dioses, pero su sabor era muy amargo y los occidentales lo mezclaron con azúcar, extrayendo subproductos que eran más agradables al paladar.
Este cambio en la composición original elimina ciertos componentes (los flavonoides) que últimamente se ha demostrado que tienen efectos beneficiosos para el organismo. Por dicho motivo se aconseja que si se quiere ingerir chocolate, con la intención de obtener algún efecto saludable, sea el chocolate negro que tiene un sabor más amargo. Se sobreentiende que hay que tomarlo en cantidades moderadas, ya que el poder energético que tiene provocaría un mayor ingreso de calorías y por tanto un depósito de grasa en el cuerpo.
 
Las sustancias beneficiosas que aporta el chocolate negro son diversas. Las más interesantes son los flavonoides y los polifenoles. Son sustancias con poder antioxidante, interesante para revertir la oxidación que se produce en la mayoría de las células del organismo durante su funcionamiento diario. Hay estudios científicos que demuestran que la ingesta del chocolate negro en cantidades moderadas y de manera diaria, aportan unos niveles de flavonoides que provocan una reducción de los niveles tensionales en pacientes hipertensos, debido a una mejor dilatación de las arterias, que estaban más contraídas en estos pacientes. 
Otro de los efectos que se le atribuye, y que otros estudios han puesto de manifiesto, es que disminuye la agregación de las plaquetas, elementos que hay en la sangre encargados de ayudar a la cicatrización de las heridas, pero que también son los responsables de algunos infartos de miocardio y de accidentes cerebrovasculares. Por tanto si se evita la agregación plaquetaria se podrían prevenir estos problemas e incluso se piensa que podría evitarse la progresión a demencia, aunque no hay estudios que lo avalen, solo la observación de que hay unos indios llamados Kuna en Panamá que toman habitualmente el chocolate amargo desde tiempos inmemorables y que suelen tener poquísimos casos de hipertensión y de demencias.
Otro de los beneficios que se le atribuye al chocolate y que algunos estudios demuestran, es que disminuye el colesterol malo (LDL) y aumenta algo el bueno (HDL), así como que mejora la resistencia a la insulina, origen de la diabetes que aparece en los adultos.
 
También es rico en triptófano, precursor a nivel cerebral de la formación de la serotonina, neurotransmisor involucrado en el mantenimiento del adecuado estado de ánimo y se le ha denominado como el responsable de la felicidad y la tranquilidad, sugiriendo que el chocolate podría evitar caer en depresión o mejorarla.
Tiene algo de teobromina que puede ayudar a mejorar la broncodilatación en personas asmáticas y evitar la tos seca, aunque la cantidad de chocolate necesaria sería excesiva.
Se esta investigando su posible papel beneficioso en prevenir el cáncer y en mejorar la inmunidad, pero faltan estudios concluyentes.
En resumen podemos concluir que el chocolate no es tan ogro como nos lo pintaron pero que si decidimos tomarlo debe ser negro (amargo) y en cantidades moderadas para evitar que nos engordemos, con el consecuente beneficio cardiovascular y anímico, aunque otros alimentos naturales como las frutas, verduras y legumbres también nos proporcionan beneficios similares.



Dr. Carles Pardo Fonfría
Médico de Familia del ABS Manresa-4 (Institut Català de la Salut).
Coordinador docente del ABS Manresa-4 para la formación de médicos residentes de Medicina Familiar y Comunitaria

No hay comentarios:

Publicar un comentario