25 abr. 2011

En Federico Lacroze y Cabildo surge un nuevo polo gastronómico


(CABA).- La mayoría son casas de té y cafeterías que abrieron en los últimos 5 años y ofrecen pastelería gourmet. Si se suma a los de las calles aledañas, el número de opciones sube a 28, mientras que en 2001 había 4. El fenómeno se irradia hacia Luis María Campos, que empieza a funcionar como un corredor conectado con las zonas gastronómicas de La Imprenta y Las Cañitas.
26/04/11
En apenas tres cuadras, entre Cabildo y la calle Villanueva, la avenida Federico Lacroze es el paseo de las tentaciones. Hay trece locales que ofrecen exquisiteces, como tortas artesanales, tés y cafés gourmet. La mayoría abrió en los últimos cinco años y el lugar se convirtió en un nuevo polo gastronómico de la Ciudad.


Los comerciantes anticipan que, próximamente, los dueños del reconocido Sucre apostarán a la avenida para su primera sucursal (estará al 2100). Y al mismo tiempo, el fenómeno se irradia hacia Luis María Campos, que empieza a funcionar como un corredor conectado con La Imprenta y Las Cañitas. Por ejemplo, en dos restaurantes que llegaron en los últimos meses: Doppio Zero, en Soldado de la Independencia al 1200, y Morriña, en Olleros y Luis María Campos. En total, la zona nuclea 28 negocios, que en su mayoría se instalan en viejas casonas.

Tal vez la proximidad del local de Maru Botana, que está en 11 de Septiembre 982, haya tenido que ver. “En los últimos cinco años se pusieron de moda las confiterías para charlar, tomar té o café, o almorzar.
Todo está en tres cuadras
Hay para elegir y todos los locales están llenos”, confirma Manuel Mel, de la inmobiliaria Raúl Mel, que vio crecer la zona. “Lacroze cambia mucho a partir de Cabildo –explica–. Es más vistosa y tiene edificios residenciales con gente a la que hay que abastecer. Y es el punto de encuentro de las madres que van a buscar a los chicos a los colegios de la zona”.

Una de las pioneras fue la cafetería Dolcetto, en Federico Lacroze 2117, especializada en pastelería artesanal, y que abrió en 2001 . “En esa época, en Federico Lacroze entre Cabildo y Libertador había cuatro negocios gastronómicos”, cuenta Juan Manuel Angio, su dueño. Y revela: “El público local generalmente va a las franquicias, así que la mayoría de nuestros clientes son personas que trabajan en el área. Por eso hay más movida de gastronomía diurna”.

Con exhibidores que atraen con brownies rebosantes de dulce de leche y merengue italiano o relucientes cheesecakes, desde 2007 Ianes apostó por la tradición del té. “Cuando abrí el negocio, casi no había locales para tomar el té –recuerda su dueña, Magalí Malatialian–. Como ésta es una zona residencial, pensé que nuestra propuesta de pastelería podía funcionar. Y la respuesta fue positiva. Siempre vienen los mismos clientes, pero a partir de que empezó a haber más lugares para elegir también llega gente que viene a tomar el té en la zona”.

Estos pequeños cafés conviven con Tea Connection, que desembarcó hace tres meses en Federico Lacroze 2233. O con la megacadena Starbucks, que tiene un local en Federico Lacroze y 3 de Febrero.
A una cuadra, desde diciembre de 2009, se abre paso otra cafetería y pastelería que apunta a los vecinos del barrio a fuerza de cheesecakes y chocotortas: Central Cook. Su dueña, Julieta Comissoli, cuenta: “En esta esquina había una casa vieja donde funcionaba la confitería Le Bonheur. Pero cerró y estuvo vacía tres años. Cuando empezamos, en diciembre de 2009, había poco en la zona. Ahora creció mucho. El problema es que hay más de lo mismo: todas son confiterías”.

Los dueños de La Tartana entendieron la falta de variedad y abrieron un local de comida saludable en Federico Lacroze 2230. “La zona nos interesó porque tiene oficinas y colegios –señala Mirna Silva, una de las socias–. Ofrecemos comida preparada por nutricionistas para celíacos, diabéticos e hipertensos y baja en calorías”.

Otra opción es la de Cuatro Quesos (en Lacroze 2344), una suerte de almacén gourmet. O la de Chocolates Tikal. De a poco, los restaurantes crecen. Desde hace años resiste Los Chinos, al 2100. Y en la esquina de 11 de septiembre está Calcio. También hay pizzerías, como Pizza Bum o Forrest Gump, ambas al 2300.

Fuente: Gastronomiconet.com/Clarín

No hay comentarios:

Publicar un comentario