29 ene. 2012

McDonald’s hizo una campaña en Twitter y le salió el tiro por la culata

(EE.UU).- La franquicia de restaurantes de comida rápida pedía a sus clientes que contasen sus experiencias con la compañía en la red de ‘microblogging’, pero los resultados no han sido los esperados. La reputación de la compañía en internet ha quedado muy dañada.


26/01/12
“La última vez que fui a McDonald’s, en 1989, me tuvieron que ingresar por intoxicación alimenticia. Nunca volví a comer allí y me hice vegetariana. Tenía que haberles denunciado”. Experiencias como la de Alice_2112 no son precisamente las que los responsables de McDonald’s esperaban cuando el pasado 18 de enero lanzaron la campaña viral #McDStories en Twitter.

La compañía de restaurantes de comida rápida quería utilizar la red de ‘microblogging’ para que sus clientes contasen sus vivencias, pero las cosas no fueron precisamente como los ejecutivos de marketing habían planeado.

La pesadilla virtual de McDonald’s comenzó hace justo una semana, cuando la cadena de ‘fast food’ publicó un mensaje con el ‘hashtag’ #MeetTheFarmers en el que presumía del “compromiso de la compañía con el uso de verduras frescas y carnes de alta calidad”.



La reacción de los ‘tuiteros’ fue casi inmediata, y no especialmente positiva. Una hora después, la cadena comenzó a utilizar un segundo 'hashtags', #McDStories, equipando sin darse cuenta a los internautas con todo un arsenal de herramientas para destrozar la campaña.



Desde ese momento, McDonald’s perdió el control de la compañía y miles de usuarios utilizaron los ‘hashtag’ para contar sus propias historias, que se convirtieron en ‘trending topic’ en la red social.

Las primeras 24 horas fueron las peores: según la publicación ‘Business Insider’ se contabilizaron nada menos que 72.788 referencias a la compañía de comida rápida, y la inmensa mayoría negativas. Los ‘tuiteros’ hablaron de gusanos en las hamburguesas, uñas en las patatas o ratas correteando junto a los paquetes de pan.

Incluso algunos usuarios metieron el dedo en la llaga sobre la fama de poco saludable de la comida que sirve la cadena. “Perdí casi 25 kilos en los seis meses posteriores a dejar de trabajar y comer en McDonald’s”, aseguraba JKingArt en su cuenta de Twitter.

El director de medios sociales de McDonald’s, Rick Wion, ha reconocido en la prensa estadounidense que “en apenas una hora vimos que la campaña no iba en la dirección prevista”. El responsable de la puesta en marcha de la idea asegura que “estamos aprendiendo de la experiencia”, aunque reconoce que “con unos beneficios que crecieron un 11% en el último trimestre de 2011, tenemos suficiente margen como para soportar una o dos meteduras de pata en Twitter”.


Fuente: Gastronomiconet.com/agencias
Más Información
Twitter: twitter.com/mcdonalds

No hay comentarios:

Publicar un comentario