13 abr. 2011

MÁS LUNCH QUE BREAKFAST

La palabra brunch es un acrónimo, es decir que está conformada por la unión parcial de dos palabras: “br”de breakfast y “unch” de lunch. El término nació en Inglaterra, dicen que a fines del Siglo XIX, y que se hizo popular en los Estados Unidos para nombrar a una comida intermedia entre el desayuno y el almuerzo, luego de la misa.
Pero la verdad “verdadera” es que se trató siempre de un artilugio de los restaurateurs, que inventaron este buffet de los domingos, para sacarse de encima todos los productos e insumos que les habían sobrado de la semana. Los yanquis, tan adictos a la comida basura, enseguida lo adoptaron, pese a que la idea original fue de los ingleses, es decir que el “brunch” era un estilo de comer exótico para los norteamericanos.
¿Y por casa cómo andamos? Los argentinos reformulamos todo: la pizza finita se transformó en media masa o masa del todo (imposible comerse una entera, cuando en Italia es lo más normal); a las pastas las hacemos recocidas y le ponemos mucho queso (algunos directamente comen queso con pasta), a la bagna cauda le pusimos crema para reemplazar el aceite de oliva, y así sucesivamente. Con el brunch lo que ha pasado, y pasa, es que se transformó en una tentadora propuesta dominguera (y ya también sabatina), donde se puede comer de todo, mucho y de lo mejor, por una suma fija y con vino espumoso incluido. Por lo general, no encontrará medialunas ni tostadas con mermelada, ni té, ni qué ocho y cuarto (salvo en Sirop Folie, ahora también enPani).

Los brunchs de hoteles son formidables, como el del Four Seasons, encima en un lugar como La Mansión: una construcción de 1920 que fue regalo de Felix Álzaga Unzué a su mujer Elena Peña. Si bien no está al alcance de todo el mundo, este brunch es sobresaliente desde todo punto de vista. En lo personal, lo pongo en lo más alto del podio. Se sirve los domingos de 12 a 15, e incluye todo lo que ofrece el buffet, con las estaciones de frutos de mar con sushi  en todas sus variedades, de ensaladas, de pastas frescas y secas hechas en el momento, de fileteado de carnes (ojo de bife, lomo, cerdo, pierna y rack de cordero y pesca del día), de quesos y fiambres con panes caseros, de guarniciones, y de postres. También hay bebidas sin alcohol libres, una botella de vino o de espumoso por persona, café y té a discreción.

Otra opción muy destacada es la de Gioia, en el Hyatt, donde sobresale la impronta italiana de los chefs Fabio Brambilla yFranco Canzano. Funciona de la misma forma, con islas donde se puede comer de todo y por un precio fijo. Aquí tenemos el plus de los jardines del hotel, una opción espectacular para esta época del año.
Si salimos de los hoteles, completamos el podio de nuestros favoritos con Sirop Folie, donde el brunch se sirve sábados y domingos. En este caso, Liliana Numer prepara una propuesta de brunch tradicional, mitad desayuno, mitad almuerzo, o ambas cosas juntas, para que cada uno elija lo que prefiera: huevos revueltos con polvo de aceitunas y pimientos confitados, quesos, gravlax, jamón crudo, paté Folie, aceitunas negras y  tomates secos. Hay más: la jalea de champagne y chutney, papas rotas con crema ácida (o medialunas con manteca y  mermelada), ensalada Caesar (o yogur de vainilla con miel y cereales), más variedad de panes frescos. Se incluye además dos copas de Alamos Extra Brut (o café con leche o té en hebras). Para el final, muffins tibios de chocolate y frutos secos. El precio es muy accesible, en fin, una opción diferente en todo sentido pero no menos recomendable.

Direcciones
Sirop Folie  Vicente López 1661, local 12, Pasaje del Correo, Recoleta  Tel.: 4813-5900.
Pani  Nicaragua 6044 - Tel.: 4772-6420.
Gioia (Palacio Duhau-Park Hyatt Buenos Aires)  Avenida Alvear 1661  Tel.: 5171-1510.
La Mansión (Hotel Four Seasons)  Cerrito 1455 - Tel.: 4321-1200

Nota aparecida en Fondo de olla.      http://fondodeolla.com/mas-lunch-que-break/

No hay comentarios:

Publicar un comentario