12 jun. 2011

Visité a Gaudir, restaurant/bar de tapas

Ayer por la noche, fui a cenar a Gaudir, desde la llegada comenzó una noche hermosa.
Fuimos recibidos por uno de los responsables de este nuevo restaurant, y, antes de ubicarnos en la mesa preparada para nosotros, nos invitó a conocer la casa.
Los arreglos que sufrió el inmueble son muchos, todos con muy buen gusto. El salón principal divido por un pasillo que a su derecha hay un sector con sillones, donde se puede degustar un trago acompañado por unas tapas y  cenar, y a la izquierda mesas.
La escalera que nos lleva al primer piso, nos invita a quedarnos en la terraza.

La cocina al mando de Patricio Azulay, nos ofrece platos auténticos, preparados con ingredientes nobles, delicados en su presentación y sabor.
Aceptamos el recorrido que nos permite una degustación de platos, la cual incluyó tapas, jamón tipo ibérico (muy bueno), calamaretis rebozados con alioli ( excelentes ), la pesca del día con el punto de cocción óptimo, para finalizar con el postre que eran 4 variedades de chupetines helados.
 El café lo tomamos acomodados en uno de los sillones.
El precio en su relación con la calidad, sin objeción. ¡ah! el tan remañido "cubierto" nos cobraron $ 8.- a cada uno, que nos lo devolvieron con una copa de bienvenida y dos tapas.
El ambiente, la comida, la atención que nos dispensaron todos los que atienden, hicieron de la velada un momento que deseamos repetir.
Un comentario adicional, mucha gente joven, hablo de 20 a 30 años, que llegó tapeó y se retiró.

Les recomiendo ir, pasaran un momento muy bueno.

1 comentario: