24 oct. 2011

El Gobierno de la Ciudad acordó con cadenas gastronómicas la entrega de chalecos reflectantes





(CABA).- Freddo, Persicco, El Noble y Almacén de Pizzas, son algunas de las empresas que participan de un plan del gobierno porteño mediante el cual reciben chalecos reflectantes para su uso en los empleados de delivery. Cualquier negocio los podrá adquirir por un precio de entre 15 y 40 pesos. Además se organizan campañas para renovar los cascos de motociclistas que usen sus vehículos para trabajar.
24/10/11
Cuatro cadenas gastronómicas firmaron un convenio de seguridad vial con el Ministerio de Justicia de la Ciudad, por medio del cual el Ejecutivo entregará unos 5 mil chalecos reflectantes a empleados de delivery, para evitar accidentes de tránsito, sobre todo durante la actividad nocturna. Además, los motociclistas que usen sus vehículos para trabajar podrán renovar sus casos.

El acuerdo se concretó en la sede del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño. Las empresas que participan son Freddo, Persicco, El Noble y Almacén de Pizzas, en medio de la campaña “Hacete ver”. Estiman que cualquier comerciante podrá proporcionarle los chalecos a sus trabajadores, ya que cada uno cuesta entre 15 pesos y 40 pesos. Se brincará la opción de estamparle el logo de la empresa.

No es la primera vez que el Ministerio realiza estas acciones de difusión. Una ley aprobada por la Legislatura en 2009 contempla esta y otras medidas y exigencias de seguridad para los empleados de delivery; aunque sigue sin aplicarse.

Para que eso ocurra, la ley sancionada debe ser reglamentada por el Ejecutivo porteño, que estipula los requisitos para crear los registros para que se anoten tanto empleadores como empleados.

Según fuentes oficiales, el problema por el cual este paso continúa dilatándose se debe a presiones de las cámaras empresarias, ya que comentan que las distintas casas de comida que utilizan la modalidad delivery deberían “blanquear” a todos sus empleados.

Cascos para motociclistasLos motociclistas que usen sus vehículos para trabajar podrán renovar sus casos desde con la segunda edición de su Plan de Cambio que organiza el Gobierno Porteño, que consiste en entregar el casco viejo o antirreglamentario, y realizar un curso de tres horas sobre conducción segura antes de recibir uno nuevo.

En la Dirección General de Seguridad Vial de la Ciudad calculan que llegarán a 1.500 cascos entregados si se suman los 850 de la campaña anterior. Los motociclistas interesados deberán inscribirse previamente ingresando a www.buenosaires.gob.ar/plan cambio.

Las motos están involucradas en aproximadamente el 25 por ciento de los accidentes de tránsito. En los últimos cinco años se duplicó la cantidad de motociclistas muertos: en 2006 hubo 14 víctimas y el año pasado 28. La cantidad de 2010 es menor a la del pico de 2008, cuando murieron 32 motociclistas.

Entre otras campañas para enfrentar este problema, en enero de 2009 el Ejecutivo lanzó su programa “Usá casco o te quitamos la moto”, con el fin de concientizar sobre el uso de un elemento vital a la hora de proteger a los conductores ante eventuales accidentes. Al menos en las zonas céntricas, según las estadísticas oficiales aumentó el uso. En 2008 lo utilizaban el 88,20 por ciento de los motociclistas y el año pasado el 94,35 por ciento.

Además, el Gobierno porteño implementó un nuevo sistema de control y educación en conjunto con la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV). Consiste en parar al infractor en la vía pública y sólo dejarlo continuar su marcha después de mostrarle un video en un aula móvil sobre el uso del casco. Antes de dejarlo ir, la ANSV le regala uno.

Fuente: Clarín/GCBA

No hay comentarios:

Publicar un comentario